Tóneres compatibles, tóneres alternativos

¿Rellenados o reacondicionados? Las alternativas a los tóneres a examen.

Rellenados, reacondicionados o completamente restaurados: los que no quieren pagar el precio de los tóneres nuevos tienen muchas opciones. Sin embargo, las diferentes opciones de tóneres compatibles y una terminología poco clara no facilitan las cosas al consumidor.

En la lucha contra los cartuchos de impresora baratos y sin nombre, los fabricantes de impresoras han permanecido en las barricadas durante mucho tiempo. Por el contrario, cuando se trata de cartuchos de tóner restaurados, los mismos fabricantes parecen mantener una actitud relativamente relajada. La razón es simple: los usuarios de impresoras de inyección de tinta son principalmente usuarios privados, mientras que las impresoras láser siguen siendo un típico dispositivo empresarial. Y eso también significa que la mayoría de los clientes corporativos están vinculados de todos modos por contratos con los fabricantes originales.

Sin embargo, si puede escoger libremente qué cartucho de tóner utilizar, debe saber que existen grandes diferencias, especialmente entre los productos reciclados.

 

El tóner: una mirada al interior.

Los cartuchos de tóner son más caros y necesitan sustituirse con menos frecuencia, pero esa no es la única diferencia con los cartuchos de tinta. El punto más interesante, también en lo que respecta a las alternativas, es su combinación de componentes reciclables y piezas de desgaste reemplazables: mientras que algunos se pueden utilizar por segunda vez de forma segura, algunas piezas de desgaste se deben reemplazar para volver a utilizar la impresora y evitar daños. Esto afecta a piezas como los rodillos de transferencia, los limpiadores de tóner y las ruedas de transporte.

El polvo de tóner también tiene sus peculiaridades: para cada tipo de cartucho hay una mezcla especialmente optimizada que se adapta con precisión a los componentes de hardware del dispositivo y que solo producen unas pocas empresas en todo el mundo.

Rellenado: tóner nuevo en cartuchos viejos.

Los tóneres rellenados, como su nombre indica, simplemente se rellenan. Desafortunadamente, se trata de algo poco frecuente en el caso de los tóneres: incluso si el rellenado va precedido de una limpieza a fondo, existe el riesgo de que las piezas individuales ya no funcionen perfectamente al volver a utilizarlas. Después de todo, los tóneres originales que ya están gastados y vacíos se han diseñado para un solo uso. Es difícil comprobar si los tóneres rellenados se han rellenado una sola vez y no varias veces.

¿Los tóneres rellenados son ecológicos?

Las ventajas de los cartuchos rellenados: el proceso no requiere mucho esfuerzo y, por lo tanto, el precio es bastante bajo en comparación con comprar uno nuevo. Al mismo tiempo, el método de rellenado protege el medio ambiente ya que se recicla todo el cartucho.

Las desventajas: el polvo de tóner incompatible puede suponer un grave peligro para la impresora. Con los tóneres rellenados, que tienen un precio increíblemente barato debido al polvo barato que se utiliza, los usuarios no hacen ningún favor a su dispositivo. Además, por lo general, el fabricante no reconoce en su garantía los daños que causan los tóneres rellenados.

¿Rellenado? Es mejor no hacerlo uno mismo.

Como alternativa, cada vez se recomienda más un rellenado independiente de los tóneres, en la mayoría de los casos con instrucciones complicadas y aconsejando usar siempre una mascarilla de respiración para evitar la inhalación de contaminantes. Huelga decir que uno debería pensárselo bien antes de llevar a cabo este método, por cuestiones de salud.

Reacondicionado: piezas nuevas, tóner nuevo.

En los tóneres reacondicionados se tienen en cuenta por igual el control de la calidad y la protección del medio ambiente: se trata de cartuchos originales del fabricante de la impresora, que no solo se limpian, sino que también se reacondicionan. La parte más grande (la carcasa de plástico) se conserva y las piezas de desgaste individuales se sustituyen por nuevas piezas individuales. La elección de las piezas a sustituir queda totalmente a discreción del fabricante del producto reacondicionado, al igual que la elección del polvo de tóner.

Tanto algunos fabricantes originales como otros proveedores ofrecen estos cartuchos de tóner reacondicionados. Incluso en los cartuchos originales «nuevos», a veces se utilizan elementos reciclados. Sin embargo, la mayoría de los tóneres reacondicionados proceden de terceros que procesan los originales vacíos y, como es típico en los tóneres reacondicionados, por razones legales hacen que el nombre de la marca original sea ilegible en el cartucho.

Con los reacondicionados hay que decidir el origen.

Existen diferencias significativas en la calidad de los tóneres reciclados. Mientras que los productos de proveedores de renombre a menudo no tienen nada que envidiar a los originales y, a veces, incluso tienen una autonomía superior, también hay ovejas negras en el mercado. Y, como ocurre a menudo, destacan en un primer momento por unos precios muy bajos: las consecuencias de estos materiales de calidad inferior solo se hacen evidentes más tarde debido a, por ejemplo, rodillos de calentamiento defectuosos, mayor suciedad o resultados de impresión deficientes.

Otro indicador de los tóneres reacondicionados bien fabricados: los fabricantes de renombre se responsabilizan, por supuesto, de los daños que causan sus productos a las impresoras.

Por lo tanto, los consumidores harían bien en evitar las imitaciones baratas de Asia, dado que las directrices y controles DIN prescritos en la UE no están a la orden del día en los países asiáticos y los precios tan bajos acaban saliendo caros. Las copias que infringen las patentes son otra desventaja de las importaciones de Extremo Oriente, un delito que puede tener consecuencias penales no solo para el comerciante.

El polvo de tóner: una ciencia en sí misma.

El polvo de tóner es lo único que hay que reemplazar en cada cartucho. Si el tóner no se adapta de forma óptima al tipo de dispositivo, los problemas son inevitables: por ejemplo, un tóner incorrecto puede acumularse, dañar el rodillo de la impresora con partículas gruesas o impedir que las partículas de tinta queden fijadas en el papel, porque el punto de fusión del tóner es demasiado alto. Una imagen de impresión no uniforme es el menor de los problemas en estos casos, y el denominado tóner universal nunca es una buena elección.

Imitaciones de nueva fabricación sin garantía.

Y finalmente están los accesorios de nueva fabricación para impresoras: cartuchos de tóner fabricados por terceros y completamente nuevos. En estos casos, la regla básica es que no es posible reconstruir los cartuchos originales sin infringir una patente. La mayoría de los fabricantes han protegido sus productos y son muy sensibles a las falsificaciones. Las empresas, las aduanas y las autoridades están adoptando medidas muy contundentes contra el plagio de los tóneres y las certificaciones de autenticidad falsificadas.

El consumidor también debería ser muy cuidadoso a este respecto, sobre todo porque en la producción de cartuchos de tóner los metales pesados nocivos desempeñan un papel importante.

¿Y cuánto cuestan los reciclados?

Al igual que con los cartuchos de impresora reciclados, la demanda determina el precio.

La oferta de cartuchos de tóner reacondicionados para las impresoras láser más nuevas es naturalmente baja, por lo que los precios son a menudo solo un poco más bajos que los de los originales. Por supuesto, esto cambia con las impresoras láser más antiguas: el consumidor puede esperar mayores ahorros.

Reacondicionado: mezcla óptima de nuevo y reciclado.

Los términos «rellenado», «reacondicionado» y «compatible» a menudo no se utilizan de manera uniforme en la práctica y, muchas veces, incluso se equiparan. Por lo tanto, recomendamos encarecidamente que vaya con precaución: cuando compre tóneres compatibles, compruebe siempre el proceso de fabricación. Una cosa es segura: aquellos que valoran tanto la calidad como la producción sostenible irán sobre seguro con un tóner reacondicionado «genuino». Y el hecho de que haya sido remanufacturado por el fabricante original o por un tercero de buena reputación no implica ninguna diferencia.