Inyección de tinta o láser ¿Qué imprimes tu?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Impresora de inyección de tinta o láser. Quien pueda elegir debería analizar su conducta al imprimir.

Inyección de tinta o láser ¿Qué impresora da más? En esta pregunta difieren las opiniones. Y es que existen buenos motivos para ambas teconologías basándose en el factor económico o el gasto de electricidad. Lo decisivo es que, el usuario tenga clara su conducta al imprimir y eso antes de realizar la compra.

Una cosa de antemano: Quien al elegir la impresora busque el robot universal que todo lo sabe, está buscando una utopía ya que ambas teconologías difieren enormemente en sus puntos fuertes y flacos. El dispositivo multiusos económico que todo lo sabe de momento es una ilusión. En su lugar, tanto las impresoras láser como las impresoras de inyección de tinta ofrecen ventajas muy claras para los diferentes grupos receptores. Y precisamente estas ventajas son las decisivas a la hora de elegir una impresora. Quien se encuentre ante esta decisión debería plantearse con tranquilidad algunas cuestiones y responderlas: 

La frecuencia. ¿Con qué frecuencia imprimo?

El uso continuado es esencial en una impresora de inyección de tinta. Quien la use solo de vez en cuando ha de contar con impresiones fallidas: líneas en la hoja, color discontínuo o pálido; éstas son las consecuencias de tinta seca en los cartuchos. Para evitarlo podemos enjuagar el inyector a través de la limpieza de cabezales integrada en la impresora o cambiar el cartucho entero. Y esto a la larga cuesta caro.

La impresora láser no conoce este problema: el tóner está compuesto por polvo muy fino que no se puede secar. Por ello está listo para ser usado incluso tras estar meses parada y todo ello sin perder en calidad. Una clara ventaja para todos aquellos que solo tengan que imprimir de vez en cuando.

La cantidad. ¿Cuánto imprimo?

Quien tenga que imprimir grandes cantidades, no quiere esperar mucho tiempo por sus impresiones. En este caso también lleva claramente la delantera el láser. Mientras la impresora de inyección de tinta imprime línea por línea, la impresora láser fija la imagen en el papel en un solo paso. El resultado: una gran velocidad de impresión tanto para impresiones en blanco y negro, como en color.

A ello hay que añadir que los tóneres tienen una vida útil más larga que los cartuchos de tinta. Hay que cambiarlos con menor frecuencia y este no es un argumento sin importancia si miramos el volumen de impresión.

Campo de aplicación ¿Imprimo de forma privada o en el área profesional?

Para empresas en las que varias personas tienen acceso a una misma impresora, la velocidad de impresión muchas veces es decisiva. Un voto claro para la impresora láser. Que use mucha electriciadd al calentarse no es un motivo de peso cuando se usa de forma permanente. Para el uso privado, en cambio, la velocidad de impresión es muchas veces irrelevante y por ello una impresora de inyección de tinta es suficiente.

Más decisivo aún, tanto en el trabajo como en el entorno privado es: qué es lo que se va a imprimir y qué calidad es necesaria.

El motivo: la tinta se mezcla bien y se pueden alcanzar más matices de colores. Las gotitas de tinta, en comparación con las partículas de color del tóner son muy, muy pequeñas y pueden dar mucha más resolución a imágenes.

Los documentos. ¿Qué es lo que quiero imprimir?

Quien valore impresiones de fotos brillantes no querrá renunciar a una impresora de inyección de tinta. Es imbatible en lo que la intensidad del color y la calidad respecta, y también imprime de forma impecable sobre papel especial como papel de foto recubierto o CD's vírgenes. El motivo: la tinta se mezcla bien y se pueden alcanzar más matices de colores. Las gotitas de tinta, en comparación con las partículas de color del tóner son muy, muy pequeñas y pueden dar mucha más resolución a las imágenes.

Si, por el contrario, se trata de impresiones en color en papel normal para copiar, también una impresora láser puede alcanzar una alta calidad. 

Al imprimir textos o gráficos es muy diferente, aquí la calidad del láser es insuperable. Su punto fuerte son los textos y contornos ultra nítidos, comparado con ello las impresiones de textos de una impresora de inyección de tinta parecen casi deshilachadas. Quien se mueva en el terreno de los textos y los blancos y negros sabrá apreciar esta calidad.

Estándares de calidad. ¿Qué tienen que prestar mis impresiones?

Las impresiones láser, al contrario que las impresiones de tinta son resistentes a los rayos ultravioletas, inviolables y muchas veces también indelebles. Un argumento importante para los usuarios que quieran usar su impresora en el entorno laboral de, por ejemplo, autoridades o bancos.

Esto se debe simplemente a que, el polvo del tóner se fija de forma permanente en el papel gracias a la acción del calor.

En cambio, documentos impresos con impresoras de inyección de tinta pueden emborronarse con facilidad y si están expuestos al sol pueden palidecer con facilidad.

La cuestión del precio. ¿Cuánto quiero invertir?

Mientras que las impresoras simples de inyección de tinta se pueden obtener a partir de los 50€, hay que rascarse algo más el bolsillo para adquirir una impresora láser. Modelos de principiante, sin conexión Wifi existen por 100€, pero muchas veces vale más la pena adquirir un dispositivo de más calidad. En cambio, los dispositivos multifunción, sobre todo de inyección de tinta, se pueden obtener por precios económicos.

La pregunta sobre los costes corrientes de impresión favorece a la impresora láser: los tóneres de sustitución con 200€ a 430€ son más caros, pero son más económicos que las impresoras de inyección de tinta, mirando el coste de impresión por página, aunque actualmente los cartuchos de tinta tienen más capacidad que hace años y los costes de impresión están cambiando.

También en el consumo de electricidad puntúa más la impresora láser. Esto se debe, sobre todo, a que una impresora láser necesita sobre todo electricidad para calentarse, si se enciende y se apaga de forma constante, se notará económicamente.

Sostenibilidad. ¿Cómo de importante es para mi la protección del medio ambiente?

Las impresoras láser no tienen la mejor fama entre los protectores del medio ambiente ya que, con el aire de salida se liberan partículas en suspensión que son venenosas. Sobre todo en oficinas colectivas con muchas impresoras láser, esto lleva a una contaminación atmosférica considerable. Los filtros de partículas de alto rendimiento pueden reducir esta contaminacion de forma efectiva.

El reciclaje, por cierto, un tema de gran importancia para todos los fabricantes, independietemente de la tecnología. Los cartuchos de tóner o de tinta vacíos hoy en día se pueden devolver siempre.

Manejo. ¿Cómo de complicada ha de ser mi impresora?

Los cartuchos de tinta han de ser cambiados más a menudo, esto es un hecho. El intercambio, sin embargo, en la mayoría de los dispositivos se lleva a cabo con pocas maniobras. Lo complicado que es el manejo del dispositivo en sí depende menos de la teconología de impresión, que del fabricante y el modelo.

Funciones adicionales. ¿Y qué más sabe hacer mi impresora?

Wifi, dúplex, fax y más. Las funciones que domine un dispositivo, dependen una vez más del modelo. Fundamentalmente, hoy en día todo es posible, tanto en calidad láser como inyección de tinta.

¿Conclusión? ¡En el mejor de los casos ambas!

Claramente, quien tenga ambas, tiene todas las ventajas. Lamentablemente, el usuario por lo general ha de decidirse por una de las variantes. Pero si sabe qué quiere imprimir, cuánto y con qué frecuencia, puede elegir la impresora según sus necesidades personales y seguramente acertará en su decisión.