¿También las tiene en barato?

Imitación, reciclaje o clon chino. Quien quiera ahorrar en cartuchos de tinta debería concer sus alternativas.

Algunos la llaman "tinta compatible" y otros "tinta alternativa". Todos se refieren a los cartuchos de tinta que tinen una ventaja sobre el original: ¡Son más baratas! Justo por ello vale la pena echar un segundo vistazo. Es bueno saber lo que saben hacer las alternativas, las diferencias que existen y por qué algunas ofertas baratas cuidan la cartera, pero no la impresora. 

Que los fabricantes de impresoras recomienden usar los cartuchos originales no es algo soprendente. Para evitar que el cliente aún así use accesorios de impresora alternativos a Brother, Epson y compañía se les han ocurrido algunas cosas. Pero suelen perder contra los fabricantes que oferecen cartuchos de tinta hasta un 80% más baratos. Aún más, hay que tener cuidado, sobre todo, con los productos demasiado baratos. ¿Son cartuchos nuevos o reciclados? ¿Dónde se ha fabricado la mercancía? ¿Quién la distribuye?

 

Por favor, escoja su impresora
Fabricantes
Serie
Impresoras

Cartuchos de tinta compatibles. Todo nuevo ¿todo mejor?

Parece una jugada segura, los cartuchos de tinta compatibles se fabrican completamente desde 0 y quedan prácticamente idénticos a los originales. El desarrollo de los cartuchos para los modelos individuales de las impresoras es laborioso, al fin y al cabo no solo se distingue la composición de la tinta, sino también la construcción. Para no infringir las patentes de los fabricantes orginales, los cartuchos originales han de ser analizados minuciosamente, para reconstruirlos de tal manera que solo se diferencien de los cartuchos originales en pequeños detalles.

¡Control de identidad! Las cartuchos se identifican mediante un chip.

Si se dan problemas a la hora de usar cartuchos compatibles, no pocas veces lleva la culpa el chip. De esta manera ocurre que las impresoras de inyección de tinta se niegan a trabajar con estos cartuchos lanzando mensajes de error como “no reconocido”. En la actualidad, casi todos los cartuchos de tinta nuevos están provistos de chip, que es el “pasaporte” con el que el cartucho se identifica ante la impresora. En él están almacenados los datos de identificación como el fabricante, el número de serie o el país.

Los obstáculos para las reproducciones aumentan.

Cuanto la Stiftung Warentest 2015 probó una selección de tintas alternativas, se dieron muchas incompatibilidades*. El motivo sospechado es que los fabricantes de impresoras se protejen de la competencia mediante la instalación consecuente de chips electrónicos ya que los chips dificultan de forma considerable la reproducción y requieren análisis cada vez más complicados de los originales. Un esfuerzo que solo se pueden permitir los grandes fabricantes que invierten en el desarrollo de los cartuchos.

¿Clones chinos? Lo barato puede salir caro.

Los fabricantes europeos de tinta alternativa muchas veces pueden ofrecer una calidad respetable ya que han de cumplir con la protección de patentes y los estándares de calidad europeos. Sin embargo, muchas de las reproducciones baratas aún se producen en China.

Y aquí precio dumping (por cierto, una señal decisiva para el cliente de que los productos son de mala calidad) vale la pena en la menor parte de los casos. La calidad se queda de forma notable por debajo de la norma alemana y están a la orden del día peores impresiones y una menor capacidad. Esto vale, por cierto, tanto para  los productos no name como para los que falsifican cartuchos originales en nombre de grandes fabricantes, estos venderores son casi siempre dudosos y tienen una propaganda agresiva de precios.

Cartuchos de tinta compatibles – Alternativas con potencial de contratiempos.

Aún siendo buenas las copias, el indicador del nivel de tinta sigue siendo un punto flaco. Los mensajes de error son frecuentes en este ámbito. Si se indica que el cartucho está vacío con demasiada premura, es preciso un cartucho nuevo demasiado pronto, pero si el mensaje viene demasiado tarde, hay que reaccionar rápido y en el peor de los casos la impresora puede sufrir desperfectos por usarlos demasiado tiempo.  Si el dispositivo aún tiene garantía, muchas veces es difícil demostrar que los problemas NO se deben al uso de cartuchos compatibles.

La ventaja económica, aún con todo, sigue siendo un argumento fuerte. Y hay otra cosa más que hace de las copias algo atractivo: el tanque de tinta mucha veces se configura de mayor tamaño que en el cartucho original y de esta manera la tinta dura más tiempo. ¿Existe entonces un doble ahorro? Sí y no, ya que aquí se debería apostar solamente por vendedores serios.

Quien apuesta por el reciclaje hace bien.

La ventaja de los cartuchos de tinta reciclados empieza en el mismo proceso de producción. Mediante un complicado proceso, los cartuchos originales vacíos se limpian y se vuelven a poner a punto. Esto quiere decir también, por ejemplo, que las cartuchos con chip son reconocidos más rápido como originales por parte de la impresora.

Los programas de reciclaje no solo descargan los vertederos, sino que también ayudan a los usuarios de forma económica y a la hora de desechar los cartuchos vacíos. Actualmente todos los grandes fabricantes de impresoras ofrecen este tipo de programas, además, por ley están obligados a la retirada gratuita de los cartuchos y se toman esta responsabilidad gratamente enserio. Junto con esto también recolectan, limpian y rellenan los cartuchos vacíos originales terceros y los venden a precios económicos.

Una ventaja para la protección del medio ambiente y la fiabilidad.

Buen material, buena conciencia. Los cartuchos en cuestiones de protección del medio ambiente son casi insuperables. Todas las partes que se pueden volver a usar se limpian de forma ecológica y se rigen por normas igual de severas que las partes nuevas. Sobre todo en los cartuchos de tinta con cabezal integrado, esta limpieza es imprescindible para que la tinta pueda transportarse sin problemas. Si dicha limpieza ha tenido lugar, los cartuchos reciclados la mayor parte de las veces funcionan de forma fiable y ahorran al consumidor muchos mensajes de error.

Cuanto más vieja la impresora, más baratos son los cartuchos reciclados.

El precio de venta de un cartucho de tinta reciclado depende de la impresora. Cuanto más antigua o solicitada está la impresora, más cartuchos de tinta existen para recolectar y reciclar. Pero esto también significa que, para los modelos más nuevos, al principio es muy difícil obtener cartuchos reciclados.

¡Cuidado, objetos de reciclaje de imitación!

Lamentablemente, muchos distribuidores asiáticos imitan los productos reciclados. Aquí de nuevo el precio llamativamente bajo es una señal de que no se trata de un producto reciclado, sino de uno imitado. Si además se le ofrece un cartucho “reciclado” para una impresora que lleva poco tiempo en el mercado, muy probablemente se tratará de una falsificación.

¡La mezcla de la tinta tiene que ser correcta!

La composición de la tinta de relleno es igual de decisiva para los cartuchos reciclados, como para los de imitación. Una baja tolerancia al rayos ultravioletas, falta de inviolabilidad y sobre todo los “colores no reales” son señales inequívocas de tinta de mala calidad. Un consejo: quien compre una impresora nueva y quiera usar tinta alternativa debería imprimir una página de prueba con los colores originales justo al principio y conservarla. De esta manera más tarde puede comprobar si la nueva tinta se parece a la original.

¿Trasegar tinta y pegar chips? ¡No es una buena idea!

Los más ahorradores rellenan ellos mismos los cartuchos con tinta alternativa, una acción que puede ocasionar manchas o incluso cartuchos que se han vaciado dentro de la impresora. Igual de poco recomendable es pegar en cartuchos alternativos un chip. Mejor gastar un poco más en cartuchos alternativos “de origen” u optar por los reciclados.

Los cartuchos reciclados son la mejor alternativa para la impresora y el medio ambiente.

Es un hecho que solo la mercancía original puede garantizar una alta calidad. Quien quiera ahorrar de todas maneras, puede minimizar los riesgos para su impresora y en este caso los cartuchos reciclados constituyen indudablemente la alternativa más segura y responsable. En este ámbito seguirán pasando cosas en el futuro: las instalaciones de reciclaje y los procesos se siguen desarrollando de forma contínua y cuantos más clientes apuesten por el reciclaje, más económicos se podrán ofrecer estos productos a largo plazo. Un buen trato para las personas y el medio ambiente.