Impresora de inyección de tinta Wiki

Parecido a las impresoras láser, también las impresoras de inyección de tinta se denominan impresoras non impact ya que la impresión se lleva a cabo sin contacto. Sin embargo, en las impresoras de inyección de tinta se usan cartuchos con colores, mientras que las impresoras de láser funcionan con cartuchos llenos de polvo.

Las impresoras de inyección de tinta dominan los hogares, pero también se pueden usar en empresas gracias a algunas de sus características específicas. Las impresoras de inyección de tinta usan diferentes técnicas de impresión, aunque solamente se usan las impresoras DOD (Drop-On-Demand) en el hogar y en la oficina.

Aspecto

Las impresoras de inyección de tinta se fabrican para que ópticamente se parezcan a las impresoras de láser. Las impresoras poseen la mayor parte de las veces una carcasa cuadrada que esconde los componentes en su interior. En la parte superior y posterior se encuentra la bandeja de papel. Le sigue, aunque el usuario no pueda verlo, el cabezal de impresión. El papel se imprime por líneas y sale por la bandeja del papel. Se pueden dar diferencias ópticas según los diferentes fabricantes.

Funciones

Si hablamos de la forma de funcionamiento de las impresoras de inyección de tinta, deberemos usar dos términos genéricos que, a su vez, se dividen en dos procedimientos. Las impresoras CIJ son irrelevantes para el uso convencional, ya que, comparadas, possen un chorro de tinta contínuo y solo se usan en la industria. En la industria este procedimiento se usa sobre todo para los códigos de barras que se imprimen en los envoltorios.

Mucho más importante es la así denominada impresión DOD (Drop On Demand). Esto significa que los dispositivos trabajan con gotas sueltas que solo se fijan en el lugar en el que es necesario fijar un punto para la imagen. Este término genérico se subdivide a su vez en dos procedimientos.

En las oficinas y los hogares se usan las impresoras así denominadas Bubble-Jet o Piezo.

Procedimiento de impresión Bubble-Jet

La impresora Bubble-Jet trabaja con gotas de tinta diminutas que se calientan a través de una resistencia. Las gotas hierven y en el cabezal de impresión se crea una burbuja de vapor y una superpresión. Debido a la superpresión las gotas se catapultan fuera del cabezal de impresión y se transmiten al papel con una alta presión.

Así se crean gotas de tinta con un diámetro de entre 0,3 y 0,4 milímetros. La tinta nueva solo puede fluir después de que se haya enfriado la burbuja de vapor. Se habla de que, durante este proceso se alcanza una frecuencia de casi 10.000 hercios, lo que, en comparación con el procedimiento piezo es muy lento. Pero las impresoras de inyección de tinta con el sistema Bubble-Jet tienen la ventaja de que la tinta y la impresora en sí son muy económicas.

Procedimiento de impresión Piezo

Con el procedimiento de impresión Piezo se alcanza una frecuencia de 16.000 hercios. Mientras que, con el procedimiento Bubble-Jet son necesarias unas altas temperaturas para que las gotas de color sean expulsadas por el cabezal de impresión gracias a una altísima presión, esta impresora trabaja con los crisatales piezo que dan nombre a este proceso. Estos cristales se encuentran detrás del inyector o la válvula de la impresora. Durante el proceso de impresión tienen lugar impulsos eléctricos que deforman los cristales de tal manera que su masa aumenta.

La masa que aumenta reduce el volumen de la cámara que hay delante de la válvula, lo que propicia a su vez, que la tinta sea empujada a través del cabezal de impresión. De esta manera la impresora Piezo no solo trabaja más rápidamente que la impresora Bubble-Jet, sino que también se estropea menos y tiene un menor desgaste. La falta de altas temperaturas conlleva que el cabezal de impresión no se caliente demasiado. Sin embargo, supone una desventaja que estas impresoras muchas veces tienen un precio de adquisición alto y los inyectores obstruidos no pueden ser limipados por cuenta propia.

Capacidades de impresión

En referencia a las capacidades de impresión hemos de diferenciar entre las impresoras Piezo y las Bubble-Jet. Mientras el cabezal de impresión de una impresora Bubble-Jet resiste unas 50.000 hojas, la impresora Piezo aguanta alrededor de 500.000 hojas. Sin embargo, también hay que decir, que depende sobre todo del precio y adquisición de los cartuchos de tinta.

Dado que las impresoras Bubble-Jet solo pueden generar pocas hojas, los cabezales de impresión suelen estar dentro del cartucho de la tinta. Esto conlleva un coste de adquisición más elevado y puede llevar a que solo se puedan usar cartuchos originales del fabricante. Un cartucho de tinta de una impresora Bubble-Jet puede alcanzar hasta 3.000 hojas.

En una impresora Piezo del mismo valor se alcanzan capacidades de hasta 7.000 hojas. Pero supone una desventaja que, en comparación, la tinta es relativamente cara. Sin embargo, aquí se pueden usar cartuchos alternativos de calidad.

Consumibles

En el ámbito de los consumibles se incluyen sobre todo los cartuchos que están rellenos de color líquido. Mientras, al imprimir con impresora láser se usan partículas de polvo que se cargan de carga positivo y negativa y pueden llevar a contaminación por partículas en suspensión, los cartuchos de tinta no generan daños en la salud.

El tipo de tinta es decisivo en la impresión. Usando los cartuchos del fabricante original, generalmente se da el caso de que estos están configurados óptimamente para la impresora. Usando cartuchos de terceros es posible que el color no esté pigmentado. En este caso el color tiene un origen químico, lo que lleva a que el color sea muy sensible a los rayos ultravioletas. Como consecuencia, las imágenes pueden clarear al cabo de pocas semanas o meses.

Al hacer colores pigmentados, los fabricantes apuestan por moléculas sólidas que son resistentes a los rayos ultravioletas. Para saber si los colores están pigmentados o no, hay que leerse la descripción del color. También depende en gran medida de la calidad de los artículos alternativos. Los cartuchos reciclados la mayor parte de las veces tienen una buena relación calidad-precio y se venden muchas veces pigmentados.

Consumibles-papel

La bandeja del papel supone un criterio importante en una impresora de inyección de tinta ya que indica qué formatos de papel se pueden usar en la impresora. Aunque en la industria existan impresoras para rollos de plotter, para el uso doméstico o para la oficina la mayoría de los modelos tienen un tamaño de papel máximo de DIN A4. También puede haber formatos más pequeños, pero dependen de la configuración de la bandeja del papel.

Esta bandeja posee diferentes ranuras o segmentos, gracias a lo que se pueden poner, por ejemplo, sobres o papel de foto de pequeño tamaño. Dado que la impresora de inyección de tinta imprime las fotos mejor que las impresoras láser, el papel de foto (brillante, mate) pertenece a los medios preferentes. También se pueden usar los siguientes medios en los modelos corrientes:  

  • Papel normal (60-90 g/m3)
  • Sobres
  • Papel de foto profesional (210 g/m3)
  • Papel de foto con brillo satinado (30 g/m3)
  • Papel de foto mate (170 g/m3)
  • Papel de foto lustrado (260 g/m3)
  • Papel de foto de alta resolución (100 g/m3)
  • Láminas de transferencia para camisetas

El peso máximo viene estipulado por el fabricante. El papel normal tiene un peso aproximado de 60 g/m2, mientras el papel de foto tiene un peso promedio de 300 g/m2. Para el papel de foto de esta clase, las impresoras casi siempre tienen una bandeja accesoria. Esto se debe a que el papel de fotos no es fácil de doblar y en la segunda bandeja este procedimiento no tiene lugar.

Peculiaridades

Las impresoras de inyección de tinta son más lentas que las impresoras láser, los cartuchos han de cambiarse más a menudo y los documentos no son resistentes a los rayos UV. Pero la alta calidad en la impresión de fotos lleva a que estas impresoras se sigan usando con frecuencia. La singularidad reside en la elección de los medios. Mientras que con las impresoras láser mayormente solo es posible imprimir en papel, con la impresora de inyección de tinta también se puede imprimir en CDs vírgenes, papel de foto o láminas.

Ventajas

  • Alta calidad en fotos
  • Precios de adquisición económicos
  • Posible impresión en CD
  • Los cartuchos no son perjudiciales para la salud

Inconvenientes

  • Baja velocidad de impresión
  • Colores no pigmentados no son resistentes a los rayos UV
  • Altos costes para cartuchos de color

Segmento de clientes

Las impresoras de inyección de tinta se usan tanto en el hogar, como también en la oficina o en la industria. Mientras las impresoras CIJ solo se usan en la industria, las impresoras de inyección de tinta DOD se usan también en el hogar o en la oficina.

Lo decisivo para su uso es el bajo coste de adquisición. Las impresoras de inyección de tinta tienen un montaje simple y por ello tienen un bajo coste de fabricación. Estos bajos costes de fabricación le vienen bien al cliente final.

Hay que añadir la ventaja que supone que las impresoras de inyección de tinta representan de forma mucho más precisa lás gráficas y fotos que las impresoras láser. Sobre todo al usar algún tipo de papel especial, otros procedimientos de impresión no les llegan ni a la suela de los zapatos.

Sin embargo, hay que mencionar que la mayor parte de los negocios apuesta cada vez más por las impresoras láser. En teoría es posible que la tinta que usan las impresoras de inyección de tinta se disuelva con disolventes químicos. Con la impresora láser los colores se queman sobre el papel, por lo que no es posible eliminarlos.

También la alta velocidad de impresión de las impresoras láser lleva a que las impresoras de inyección de tinta se usen preferentemente en los hogares. En este caso hay que usar la impresora con regularidad ya que los cabezales de las impresoras de inyección de tinta tienden a secarse con rapidez si la impresora no se usa.