Impresora fotográfica – estos detalles destacan en las impresoras fotográficas

Una impresora fotográfica no es solo un gran tema para las personas creativas ya que hay cada vez más usuarios que valoran mucho una buena calidad en sus fotos y se deciden por una impresora especializada en la impresión fotográfica. ¿Pero qué la distingue en realidad de la clásica impresora de inyección de tinta?

En primer lugar, se caracteriza, por supuesto, por una mejor calidad en la impresión de fotos. Se trata mayormente de impresoras con teconología de inyección de tinta dado que la tinta sigue siendo precursora en el ámbito de la fotografía y sobre todo cuando se trata de imágenes en alta definición.

La gran variedad de papel hace de la impresora fotográfica un dispositivo especialmente atractivo. En este tipo de impresora se usan mayormente papeles especiales que pueden ser brillantes o mate o tener cualquier otro tipo de recubrimiento. Las impresiones son muy coloridas y no se emborronan ni descoloran.

Estructura y bandeja del papel

Una impresora fotográfica se diferencia solo en pocos puntos de una impresora de inyección de tinta normal. La mayor diferencia radica en que dispone de varias bandejas de papel e inserciones para diferentes formatos de papel en vez de disponer de una única bandeja.

Esto se debe a que, en la impresora clásica de inyección de tinta, el papel siempre se dobla sobre un rodillo para que los cabezales de impresión puedan aplicar mejor el color. Pero en el caso de imprimir sobre papel de foto especial, el papel no se dobla. El material es más pesado de lo habitual y por ello podrían crearse dobleces. Por esto motivo se introduce mayormente a través de una inserción especial.

Una inserción de este tipo se encuentra en la parte trasera de la impresora y generalmente es regulable. En caso de necesidad  se puede recoger dentro de la impresora posibilitando así que la impresora se pueda pegar completamente a la pared.

Las impresoras habituales en el comercio que venden por ejemplo Canon, HP o Epson  pueden usar formatos de papel hasta el DIN A4. Para el papel DIN A3 son necesarios dispositivos esepciales. Se usan con gran frecuencia los papeles de 10x15 cm dado que tienen el tamaño postal perfecto. Para poder imprimir sobre este formato de forma óptima es necesaria una inserción especial para postales.

 

Tinta de impresión y papel

Las impresoras fotográficas trabajan en su mayoría con cartuchos de tinta.

Las impresoras de inyección de tinta se aprecian especialmente en este área y generalmente la calidad de las impresoras láser se queda muy atrás con respecto a la tinta. Aún así existen también impresoras láser especializadas en la impresión de fotografías. Pero el precio de estas impresoras frecuentemente es más alto que para una impresora de igual valor que trabaje con tinta.

La impresora fotográfica clásica puede trabajar con diferentes fondos, de esta manera se puede usar papel DIN A4 normal para impresiones en color o blanco y negro (por ejemplo documentos de texto) y a la vez se puede usar cualquier tipo de papel fotográfico.

Con el papel fotográfico aumenta la calidad de la imagen independientemente de que  la ipresora sea de Epson, HP o una impresora Canon Pixma. Una foto impresa en un papel estándar DIN A4 tiene un efecto diferente que impresa en un papel con un fondo ultra brillante. Esto se debe sobre todo a la calidad de la superficie y el grado de capacidad de absorción. Los fondos de la fotografías suelen ser muy planos y acentúan tanto el color como los blancos y negros. Quien trabaje mucho con cámaras sabrá apreciar esta calidad.

Impresoras Piezo y Bubble-Jet

Las impresoras de inyección de tinta fotográficas pueden trabajar con dos procedimientos diferentes. En este caso se distingue entre impresoras Piezo e impresoras Bubble-Jet. Ambas variantes pertenecen a la familia de las así denominadas impresoras DOD (Drop-On-Demand).

Las impresoras Piezo, por ejemplo, proceden de la empresa Epson. Llevan la tinta a través de una boquilla detrás de la que se encuentran cristales Piezo. Los cristales se vuelven más densos en la cámara de tinta y empujan el color a través de la boquilla sobre el papel. La ventaja es que el procedimiento Piezo tiene lugar sin altas temperaturas.

El procedimiento Bubble-Jet también empuja la tinta a través de una boquilla. En este caso, sin embargo, se empuja la tinta a raíz de una sobrepresión. Con ello se generan altas temperaturas.

Ambos procedimientos funcionan sin problemas en el día a día. Solamente para usuarios que tengan un gran volumen de impresión se recomienda más tarde o más temprano una impresora Piezo dado que en estas impresoras no hay problemas de sobrecalientamiento. En las impresoras Bubble-Jet puede haber desgaste tras un uso continuo.

 

Impresoras de termosublimación

Una variante relativamente nueva es la impresión por termosublimación como la usa Canon en sus impresoras SELPHY. En este procedimiento se usan láminas de colores en vez de tintas. Estas láminas se calientan a través de un cabezal térmico y se fijan sobre el papel a través del vapor. El color y el fondo se unen lo que hace que estas impresiones sean especialmente resistentes a la luz, indelebles y resistentes al agua.

Las impresoras con teconología de termosublimación ofrecen muchas posibilidades y variantes en la impresión a color. El precio por imagen es más alto que con los modelos usuales que trabajan con tinta, pero la durabilidad de las impresiones es claramente superior. En este caso hay que sopesar los costes y el uso.

Velocidad y capacidades

Las impresoras fotográficas en sus tests muestran una alta velocidad de impresión. Los documentos estándar se pueden imprimir a una velocidad muy rápida y también en el ámbito de la fotografía la mayor parte los modelos convencen con una velocidad respetable. Es posible imprimir 15 páginas en blanco y negro en un minuto y tratándose de la impresión en color se pueden imprimir 10 hojas por minuto.

Es importante saber que para formatos especiales (por ejemplo 10x15) la impresora necesita mucho más tiempo independientemente de si se trata de un modelo de Epson, HP, Canon u otros grandes fabricantes. Es posible imprimir entre 3 y 4 postales por minuto.

Para quien imprima una cantidad especialmente grande de fotos es recomendable usar una impresora que trabaje con cinco tanques de tinta en vez de cuatro. Estas impresoras tienen un cartucho negro especial para las fotos y gracias a él las fotos ganan enormemente en calidad sobre todo en los contrastes que son más claros y nítidos. A todos los que trabajen profesionalmente con la impresión fotográfica el sistema de 5 cartuchos les ofrece grandes ventajas.

Consumibles de impresión

En lo que a consumibles de impresión se refiere, en este caso hay que prestar especial atención a los diferentes tipos de papel. Mientras para las impresoras clásicas de inyección de tinta el papel de oficina estándar suele ser suficiente, las impresoras fotográficas son mucho más exigentes. Aquí con los diferentes tipos de papel se pueden conseguir muchos efectos distintos en los resultados.

Dado que el papel fotográfico suele introducirse a través de una inserción especial depende del fabricante y el modelo cuántas hojas se puedan meter a la vez. Generalmente la capacidad oscila entre las 20 y las 30 hojas. En el ámbito de las postales las cantidades son parecidas. Las siguientes variantes de papel de foto son las que ofrecen actualmente la mayoría de los distribuidores:

  • Papel normal (60-90 g/m3)
  • Papel de foto profesional (210 g/m3)
  • Papel de foto brillante (270 g/m3)
  • Papel de foto mate (170 g/m3)
  • Papel de alta definición (100 g/m3)

El papel normal se usa para documentos simples impresos en blanco y negro. El papel de foto brillante, profesional o de alta definición son ideales para fotos nítidas o ricas en contrastes. ¡Precisamente en retratos el material profesional es una obligación! El papel de foto mate se usa muchas veces en periódicos o planos como los crean los arquitectos o los artistas.

Conexión Wifi

Las impresoras fotográficas en sus tests no solo convencen por su gran definición y su velocidad de impresión, también ofrecen numerosos extras adicionales: por ejemplo, cada vez se equipan más impresoras fotográficas con Wifi. Gracias a esta conexión existe también la posibilidad de usar la impresora a través de un Smartphone e imprimir directamente a través del móvil.

Gracias a la Wifi también es posible el uso de la impresora a través de una red, lo que supone una ventaja sobre todo para oficinas dado que a través de la red varios ordenadores pueden acceder a la misma impresora.

Canon ofrece modelos que se optimizan contínuamente en el ámbito de la conectividad. Junto con el Canon pixma que es ya casi un clásico y otros dispositivos de impresión de fotografías, Canon ha sacado, por ejemplo, la Canon SELPHY con la que los usuarios pueden imprimir desde una gran cantidad de dispotivos móviles como por ejemplo el iPhone, iPad y las cámaras.

La SELPHY – móvil, compacta, polifacética

También la Canon SELPHY viene con Wifi. Pero sobre todo ofrece numerosos extras como por ejemplo, diferentes posiblidades para editar imágenes. A ello se le une la posbilidad de experimentar con efectos creativos y la opción de elegir entre diferentes superficies y diseños. Una característica especialmente interesante es la impresión de fotos de carnet en formatos corrientes.

Resumiendo: la SELPHY es una impresora con un gran factor de diversión dado que esta impresora de termosublimación no solo imprime, sino que ofrece posibilidades geniales para sacar lo mejor de cada imagen.

¿Impresora fotográfica o mejor la clásica impresora de inyección de tinta? Quien revise los precios y las capacidades de las impresoras no debería perder de vista las ventajas y los inconvenientes:

Ventajas:

  • Impresión de alto rendimiento
  • La mejor calidad para las imágenes y las fotos
  • Es posible la conexión sin cables a través de Wifi
  • Uso no solo desde el ordenador, sino también móviles
  • Inserción separada para papel fotográfico
  • Elección entre Bubble-Jet o Piezo
  • Nuevos modelos (por ejemplo Canon SELPHY) ofrecen posibilidad de creatividad

Inconvenientes:

  • Alto gasto de tinta en uso contínuo
  • Para personas con gran volumen de impresión se recomienda impresora con 5 tanques
  • Hay que tener cuidado con los precios de las tintas y los consumibles, podría valer la pena usar alternativas compatibles de alta calidad como por ejemplo de Prindo.

Conlusión: los usuarios, las diferencias

Las impresoras fotográficas de Canon, Epson y compañía son polifacéticas. No solo se pueden usar en la oficina o en estudios fotográficos, sino también en el ámbito privado. Las diferencias se hacen patentes en la cantidad de tanques de tinta, tamaño de la impresora y equipamiento con herramientas móviles y creativas. De esta manera los compradores de impresoras que están pensadas especialmente para la impresión fotográfica a veces tienen que renunciar a funciones relevantes para las oficinas, como por ejemplo, el escáner o la impresión A3.

Mientras las impresoras ocasionales se apañan con 4 tanques de tinta, a los usuarios especialmente exigentes o con gran volumen de impresión se les recomiendan los modelos con 5 tanques, dado que ofrecen imágenes con contrastes más nítidos y ofrecen la opción de usar tanques de tinta XL con los que la capacidad se puede aumentar. ¡Esto también disminuye el precio!

El nivel de los modelos de los grandes fabricantes con el paso del tiempo ha subido mucho. Para el uso profesional vale la pena estudiar con detenimiento el precio, equipamiento y conectividad Wifi. A quien, en cambio, disfrute experimentando y tenga una vena creativa se le recomienda una impresora como la Canon SELPHY.